¿Sabías que hacer la cama es perjudicial para salud?

Seguro que más de uno encuentra en este artículo la excusa perfecta para olvidarse de la repetitiva tarea de hacer la cama. Esto se debe a que la Universidad de Kingston (Londres), ha publicado un estudio en el que demuestra como el no hacer la cama nos ayuda a mantener nuestra cama ventilada y saludable.

hacer la cama
  • Facebook
  • Twitter
  • Google+

¿Por qué hacer la cama es perjudicial para salud?

Para entender todo esto, debemos acercarnos a unos seres microscópicos (miden menos 0,3 milímetros) llamados ácaros. Los ácaros son de la familia de los arácnidos y proliferan con facilidad en entornos con poca luz y sin ventilación, es decir, una cama bien hecha en la que acabamos de dormir es el espacio perfecto para que los ácaros vivan placenteramente. Otros lugares donde los ácaros sobreviven con facilidad, son en las alfombras y muñecos de peluche.

Cuando hacemos la cama, creamos un espacio oscuro y sin ventilación, que además dispone de la humedad adecuada desprendida por el sudor de nuestro cuerpo, para crear un espacio viral en el que los ácaros del polvo se reproduzcan y sobrevivan sin dificultades. Durante el corto ciclo de vida de estos animales (viven durante 20 días aproximadamente), tan sólo se dedican a defecar y reproducirse.

La solución consiste en no hacer la cama y airear la habitación para que la luz y el aire fresco acaben con la vida de estos seres microscópicos. En algunos países, como por ejemplo Polonia, es costumbre airear las sábanas en la ventana durante los días soleados. De esta forma nos estamos asegurando de terminar con el ciclo de vida de los ácaros y tener un espacio donde dormir de forma más saludable y confortable.

Aclarar que no estamos diciendo que no hagas la cama, sino que dejes airear la habitación con la cama desecha durante unas horas y luego la hagas. Sabemos que muchos de vosotros sois incapaces de dormir en una cama que no esté perfectamente hecha y acomodada.

Fuente (inglés): Universidad de Kingston

avatar

Me defino como un apasionado del conocimiento y de la lectura que un día decidí fundar la web de Superingenio.com para mostra algunas de las historias más sorprendentes.